SÍNTOMAS Y SIGNOS DE LA ANOREXIA NERVIOSA. CÓMO DETECTAR LA ANOREXIA NERVIOSA.

¿TIENE MI HIJ@ ANOREXIA NERVIOSA?

CÓMO DETECTAR LA ANOREXIA NERVIOSA

 

Detectar Anorexia Nerviosa
Detectar Anorexia Nerviosa

 

La Anorexia Nerviosa es una dura y compleja enfermedad, demasiado frecuente en los tiempos actuales. El porcentaje de personas con este Trastorno (que se da sobretodo en mujeres, pero no sólo; cada vez lo padecen más hombres) ha aumentado considerablemente en los últimos 30 años…

La Anorexia Nerviosa es difícil de detectar, sobretodo en sus primeras fases, dado que la persona que la padece trata de ocultar por todos los medios lo que le sucede, para así evitar que le obliguen a comer y a ganar peso… 

SÍNTOMAS Y SIGNOS QUE NOS PUEDEN AYUDAR A DETECTAR LA ANOREXIA NERVIOSA. SEÑALES DE ALARMA.

  1. En mujeres, se produce amenorrea, la chica deja de tener la regla. 
  2. Podemos observar que la persona parte la comida en trozos muy pequeños.
  3. Suelen beber mucha agua antes de las comidas, para saciarse.
  4. Evitan contactos sociales, sobretodo si implican comer fuera de casa.
  5. Restricción de alimentos, siendo la ingesta de cantidades muy pequeñas y casi exclusivamente limitada a alimentos poco calóricos como las frutas y verduras.
  6. Van reduciendo las cantidades que ingieren a veces de forma progresiva. Cada día llenan el plato un poquito menos.
  7. Realizan actividad física excesiva.
  8. A veces, después de comer (aunque sean cantidades mínimas), suelen ir al baño y encerrarse, para producirse el vómito.
  9. Controlan el peso y la talla continuamente, varias veces al día.
  10. La pérdida de peso es vivida como un gran logro, hace que aumente su autoestima, aparece un sentimiento de “ser especial”.
  11. La Anorexia Nerviosa suele comenzar al realizar una dieta que puede considerarse normal, en una persona con algo de sobrepeso que quiere perder unos kilos. El problema es que se cruza una línea y ya nunca parecen estar satisfechas con el peso alcanzado, siempre está el deseo de perder más porque los kilos perdidos son insuficientes.
  12. Interés, muchas veces repentino, por la cocina. Aunque, en general, niegan tener hambre y  niegan necesitar comer, lo cierto es que su mente está pensando en comida todo el día. Por este motivo, suelen rodearse de comida, aunque no la coman, y suelen cocinar platos suculentos para el resto de miembros de la familia. Muchas veces, otros miembros de la familia comienzan a engordar.
  13. Niegan que les suceda nada. 
  14. Suelen alabar la delgadez en los demás.

Si crees que tu hija o hijo pueden estar padeciendo Anorexia Nerviosa, no dudes en contactar con un profesional para que pueda ayudaros.

Lo primero en el Tratamiento de la Anorexia Nerviosa será restablecer un adecuado equilibro nutricional y peso; y sólo entonces se iniciará una proceso de Psicoterapia o Tratamiento Psicológico que con frecuencia será largo y pasará por “baches” y muchas “idas y venidas”, y que incluirá siempre a la persona que sufre la Anorexia Nerviosa y a sus familiares

Comparte este artículo si crees que puede serle útil a otras personas. Si aprendemos a detectar la Anorexia Nerviosa en sus primeras etapas, estaremos ayudando a prevenir su cronificación (y se sabe a través de multitud de estudios científicos que, cuanto más años hayan pasado desde el inicio de este problema, menos probabilidades hay de curación).

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *