TIPOS DE PSICOTERAPIA

TIPOS DE PSICOTERAPIA

PSICOTERAPIA INTEGRADORA Y NARRATIVA

Tipos de Psicoterapia

Una persona ha tomado la decisión de solicitar ayuda e ir a un Psicólogo. Entonces, en el proceso de búsqueda, surgen muchos candidatos y no todos los modelos o tipos de Psicoterapia son iguales, ni sirven para todos. No todos los psicólogos tienen por qué conocer a fondo todos los tipos de psicoterapia y por tanto no todos trabajan igual ni desde el mismo modelo o teoría.

En este post haremos una breve descripción de los distintos tipos de Psicoterapia que existen, según el modelo psicoterapéutico con el que trabaje el profesional en cuestión. Profundizaremos en la descripción de la Psicoterapia Narrativa e Integradora, modelo desde el que trabajamos en Espacio de Psicoterapia. 

Psicoterapia Cognitivo-Conductual: este modelo de psicoterapia, de mucha tradición en Psicología, se basa en entender que los problemas por los que una persona puede solicitar ayuda a un psicoterapeuta tienen que ver con sus EMOCIONES, sus PENSAMIENTOS y/o sus CONDUCTAS aprendid@s. Se basan en modelos de aprendizaje humano y defienden que las conductas, emociones y/o pensamientos problemáticos han sido aprendidos y, del mismo modo, se pueden desaprender. Tienen menos en cuenta que otros tipos de psicoterapia la historia de la persona, creen que no importa tanto cómo se originó el problema sino qué lo mantiene a día de hoy. Dentro de los diferentes tipos de psicoterapia, este es uno en el que con más frecuencia el terapeuta le pedirá que realice tareas entre las sesiones.

Psicoterapia humanista: Lo que a mi juicio es más destacable de este modelo de psicoterapia es su énfasis en la auto-realización, el desarrollo del potencial humano y el énfasis en el ser humano integral. El principal representante de este modelo de Psicoterapia es Carl Rogers.

Terapia familiar o Sistémica: Los terapeutas familiares no trabajan con una sola persona, porque este modelo de psicoterapia defiende que toda persona forma parte de un sistema mayor y que, en definitiva, es lo que es y hace lo que hace por su inter-relación bidireccional con el resto de miembros de ese sistema (todos pertenecemos, al menos, a un sistema más amplio que uno mismo, la familia). Lo más común es que todos o varios miembros de un sistema (familia) se reúnan con 2 co-terapeutas familiares. Dentro de los diferentes tipos de Psicoterapia, este quizás es en el que, con más frecuencia, las sesiones son grabadas u observadas desde un espejo uni-direccional detrás del cual se sitúa un equipo de expertos que trabajan también en el caso (siempre con consentimiento previo de las personas implicadas). El paciente no es una sola persona, no es la persona que tiene el problema, sino toda la familia como conjunto. En este caso los terapeutas también en ocasiones pedirán a la familia que lleven a cabo tareas o les darán algunas indicaciones sobre cómo relacionarse. 

Psicoanálisis y Psicoterapia Psicoanalítica o Psicodinámica: Desde sus inicios este modelo para entender el ser humano ha evolucionado enormemente, dejando atrás o reformulando teorías y modos de hacer en ocasiones obsoletos. Dentro de los diferentes tipos de psicoterapia, a mi entender, este es uno de los que contemplan al ser humano de forma más compleja: los problemas que pueden llevar a una persona a consulta a veces no están tan a simple vista. Una persona repite pautas de relación con sus personas significativas sin darse cuenta, porque ha interiorizado esos modelos de relación desde el inicio de su vida. A veces existen conflictos interiores de los que la persona no es consciente, y la terapia puede ayudar a sacarlos a la luz y a que la persona pueda afrontarlos de otra forma. En este tipo de psicoterapia, el terapeuta no prescribe tareas, se mantiene estrictamente objetivo. Su tarea es ayudar a arrojar luz sobre los problemas que han traído a la persona a consulta. 

No es lo mismo Psicoanálisis que Psicoterapia Psicoanalítica o Psicodinámica. Esta última suele ser más breve y focal, mientras que iniciarse en Psicoanálisis puede ser una tarea que suponga años de terapia. Actualmente se han desarrollado multitud de Psicoterapias de orientación Psicoanalítica que han demostrado su eficacia para abordar problemas muy graves en la clínica, como el Trastorno Límite de Personalidad (Terapia Basada en la Mentalización, desarrollada por Peter Fonagy en Reino Unido, o MBT por sus siglas en inglés; y Terapia Focalizada en la Transferencia, desarrollada por Otto Kernberg en Nueva York, o TFP por sus siglas en inglés).

Conscientes de las limitaciones de estas breves definiciones, estamos a su disposición para cualquier pregunta de ampliación o aclaración al respecto de estos u otros tipos de psicoterapia que existen y que no nos hemos detenido a comentar aquí.

PSICOTERAPIA INTEGRADORA Y NARRATIVA

Si han llegado hasta aquí, ahora pueden leer cuál es nuestra concepción de la psicoterapia y cómo trabajamos. Dentro de todos los tipos de psicoterapia, éste es al que más cercanos nos sentimos. No obstante, recogemos los componentes y aportaciones valiosas de otros modelos y tipos de psicoterapias (especialmente de la Psicoterapia Psicoanalítica y de la Terapia Familiar) si creemos que pueden ser de utilidad a la hora de construir NARRATIVAS alternativas menos problemáticas (a continuación descubrirán qué queremos decir con esto).

En muchos lugares aparece la definición de terapia narrativa como un enfoque respetuoso y no culpabilizador que sitúa a las personas como expertas de sus propias vidas. Desde este modelo se cuestiona la posición del terapeuta como experto y se cuestiona la superioridad explícita y/o implícita del terapeuta sobre la persona que busca ayuda, y esto lo diferencia de otros modelos o tipos de psicoterapia, incluidos algunos de los anteriores. El terapeuta tiene mucho cuidado de no imponer sus criterios de vida a la vida de los consultantes.

Se considera que la persona con un problema que acude a terapia tiene un relato “pobre” de su experiencia (pobre aquí quiere decir sin muchos matices); y este relato es lo que constituye la historia del problema. La psicoterapia narrativa tiene como objetivo ENRIQUECER LA HISTORIA mediante la introducción de aquellos detalles que han quedado fuera por el predominio del problema. La psicoterapia desde este enfoque consiste en la CO-CREACIÓN entre el terapeuta y el paciente de una historia alternativa. 

Las premisas de la terapia narrativa son las siguientes:

  1. Los problemas se contemplan separados de las personas. Es decir una persona no es sólo sus problemas. Las personas tienen, además de problemas, muchas habilidades, competencias, creencias, valores y compromisos que les ayudarán a cambiar y a mejorar sus problemas. 
  2. Los seres humanos vivimos a través de historias, nos contamos los que nos pasa. Interpretamos las cosas que nos suceden y le damos un significado uniendo determinados hechos para darles un sentido. Para llegar a este sentido final, los seres humanos “elegimos”, sin saberlo, ciertos sucesos, y dejamos fuera otros tantos (porque no podemos procesarlo todo, nuestro cerebro es limitado), que podrían cambiar el significado de la historia. 
  3. Los relatos mediante los que damos sentido a nuestra experiencia están influidos sobre todo por factores culturales y sociales.
  4. El lenguaje que utilizamos para hablar sobre nosotros mismos y sobre el mundo es fundamental para entender los sufrimientos de las personas. El lenguaje más que representar la realidad, la CREA. Es decir, que las palabras que utilizamos no «reflejan» lo que pensamos o sentimos, sino que le dan forma en gran medida a nuestras ideas, al significado de nuestras experiencias y a las experiencias mismas. El lenguaje (hablado o en forma de pensamiento), la forma en la que pensamos y hablamos de nuestros problemas o dificultades, puede contribuir a que nos hundamos más en ellos o podamos contemplar nuevas formas de verlos, de solucionarlos o transformarlos.
  5. Las historias dan forma a nuestras vidas e impulsan o impiden la realización de ciertos actos. Esto es lo que llamamos los efectos de la historia dominante. Vivimos varias historias a la vez, no podemos explicar nuestra vida sólo desde un punto de vista; por eso consideramos que los seres humanos tenemos vidas con historias múltiples. Esto permite la creación de una historia alternativa, que permita actuar y sentir en otras direcciones, que no este tan “saturada” por el problema.

Las historias alternativas se co-construyen introduciendo en la narrativa de la persona aspectos, actos, otras personas… (que quedaron fuera de la historia dominante), mediante preguntas reflexivas que llevan a nuevos descubrimientos sobre quién es uno, qué le pasa y sobre el mundo que le rodea. Es decir, hay más elementos que el paciente expresa en su discurso, pero que no son valorados como experiencia, probablemente porque no han sido “visualizados” por él  (no ha tomado plena conciencia de ellos) y, por tanto, no están integrados dentro de su identidad o como parte de la construcción de quién es.

Para los terapeutas narrativos, los problemas por los que una persona puede acudir a psicoterapia tienen que ver con que se ha establecido para la persona un relato y unas autodefiniciones selectiv@s, sesgad@s y monolític@s, que no dejan espacio a aquellos elementos de la experiencia que le permite a la persona abrirse a otros recursos que tiene ya en su ser.

La historia dominante que sostiene la persona no solo influye en el presente, sino también en el futuro, en las acciones que una persona llevará a cabo o no. Por ejemplo, si puedo optar a un trabajo mi decisión de presentar mi candidatura o no puede verse influida por la historia dominante que yo tenga sobre mis capacidades y por cómo yo haya interpretado experiencias previas aparentemente similares a la que se me presenta actualmente. Los significados que le damos a los hechos que nos suceden no son neutrales, sino que constituirán y le darán forma a nuestra vida en el futuro. Todas las historias constituyen y dan forma a nuestras vidas.

Se pueden contar diferentes historias de un mismo suceso, porque las historias que construimos dependen de la interpretación que cada uno hace de los hechos, y de dónde ponga el foco de atención. Ninguna historia está libre de ambigüedades o de contradicciones y no hay una sola historia que  pueda dar cuenta de todas las contingencias de la vida. Porque la verdad absoluta no existe o no está al alcance del ser humano. Esto es lo que en Terapia Narrativa denominamos Constructivimo, y este tipo de Psicoterapia parte de estas ideas. (El Constructivismo Social es una corriente filosófica que argumenta que la realidad absoluta no puede ser conocida por el ser humano, porque cada uno de nosotros la mira con unos ojos subjetivos; así que la realidad es construida socialmente, en la relación con los demás, en las historias que nos contamos unos a otros y que compartimos).

Vivir en este mundo requiere que agreguemos matices en las historias dominantes que nos contamos, porque el mundo está lleno de matices. Siempre estamos negociando e interpretando nuestras experiencias.

Mientras que en otros modelos el paciente cuenta su problema y muchas veces el terapeuta lo traduce como un elemento más que confirma su propia teoría, en psicoterapia narrativa el terapeuta está abierto a construir nuevas teorías, y a no colocar al paciente una etiqueta que encaje con su propio modelo. El paciente es el experto. Esto no quiere decir que el terapeuta sea ignorante o que no sepa nada. Se refiere a que el terapeuta se acerca al paciente con curiosidad, dispuesto a ser informado por éste, dejando de lado preconcepciones y evitando llegar a conclusiones demasiado rápido. Es un estilo de terapia A LA MEDIDA DEL PACIENTE, acentuando así la individualidad y singularidad de cada persona. Es decir, consideramos que cada terapia debe ser distinta debido a que cada persona es diferente en cuanto a sus experiencias, contextos, recursos etc…, aunque presente problemas similares a otra. Los terapeutas narrativos no piensan en las dificultades humanas en términos de estructuras «profundas» defectuosas, y conciben la terapia como una relación de colaboración entre pacientes y terapeutas. Muchos tipos de Psicoterapia están inspirados en un modelo médico y el proceso terapéutico se entiende parecido a la intervención de un médico con un enfermo. Se cree que el terapeuta posee un conocimiento experto. Este conocimiento privilegiado con frecuencia se traduce en una marcada diferencia de jerarquía, ya que el terapeuta «sabe más» que el paciente, sabe lo que «realmente» le está pasando a éste y probablemente tenga algunas ideas sobre cómo «deben ser» las personas y las relaciones humanas sanas o funcionales. Esto NO SON los principios de la Psicoterapia Narrativa, para nosotros la terapia no es algo que se le hace a alguien, sino que se hace CON alguien

Las narrativas que traen los pacientes a consultas son llamadas, como decíamos antes, narrativas “pobres” o “descripciones delgadas”: generalmente con pocos matices, que dejan poco espacio para las complejidades y contradicciones de la vida. Dejan poco espacio para que las personas puedan construir significados alternativos de sus acciones y del contexto de ellas. Las narrativas “delgadas” nos lleva a a conclusiones también “delgadas” sobre la identidad de una persona, sobre quién es, y esto tiene muchos efectos negativos. Por ejemplo, una descricpción delgada sobre uno mismo puede ser “soy un mal hijo” (esta descripción o creencia no tiene porque ser consciente para la persona que la sostiene; es una descripción sin matices, rígida…, y tiene efectos en cómo se siente esa persona, y  también tendrá efectos en cómo se relacionará por ejemplo con sus padres o con sus propios hijos…). Las conclusiones delgadas son expresadas como VERDADES casi absolutas acerca de una persona o sus circunstancias. La persona con el problema puede creerse como “mala”, “sin remedio”, “incapaz”… Estas conclusiones delgadas tan rígidas y sin matices, expresadas en términos de debilidades o inadecuación desempoderan a las personas y las hace profundamente infelices. Una vez que estas conclusiones “delgadas” han sido sacadas por la persona es más fácil que encuentre evidencia que apoye dicha historia dominante saturada de problemas, porque su atención se fijará en los hechos de una situación que lo confirman y no en todos los demás que agregarían matices. 

Los terapeutas narrativos cuando se topan con historias problemáticas aparentemente sobrecargadas de conclusiones delgadas, se interesan en conversaciones que busquen historias alternativas (pero no cualquier historia alternativa, sino una que a la persona que consulta le encaje en la dirección de vida que desea). Dentro de las nuevas historias, con matices, menos rigidificadas, más ricas, las personas viven nuevas imágenes de sí mismas, nuevas posibilidades para sus relaciones y su futuro. Las descripciones ricas o amplias involucran la expresión de detalles finos de las líneas de historia de la vida de las personas. 

Los terapeutas narrativos ponen especial énfasis en la construcción de una relación terapéutica que ayude principalmente a la REFLEXIÓN conjunta a través del diálogo. Se mantienen empáticos y respetuosos y creen en la capacidad de la conversación terapéutica para liberar aquellas voces e historias que han sido suprimidas, ignoradas o no tomadas en cuenta previamente. Se alejan de las distinciones jerárquicas hacia una oferta de ideas más egalitaria en la que se respetan las diferencias. Co-construyen los objetivos y negocian la dirección de la terapia, colocando al paciente en el «ASIENTO DEL CONDUCTOR», como experto en sus propios dilemas.

Este modelo terapéutico se ha ido desarrollando y demostrando su eficacia, y en la actualidad se utiliza tanto para el trabajo con familias como con parejas e individuos, de diferentes edades y que se enfrentan a todo tipo de dificultades. Si quiere consultar con qué dificultades podemos ayudarle desde Espacio de Psicoterapia siga este enlace

Si tienen dudas sobre nuestra forma de trabajar y de entender la Psicoterapia no duden en dejar sus comentarios o preguntar dudas a través de nuestro email o teléfono.

Si este artículo sobre los diferentes tipos de Psicoterapia les ha resultado interesante y útil, simplemente compartan para que pueda ser disfrutado por otras personas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *